lunes, 25 de agosto de 2014

El Sindicato de la Unión de Trabajadores del Instituto de Educación Media Superior del Distrito Federal (SUTIEMS) cumple ocho años en medio de la peor embestida de las políticas neoliberales en contra de la clase trabajadora y el magisterio nacional

SINDICATO DE LA UNIÓN DE TRABAJADORES DEL INSTITUTO DE EDUCACIÓN MEDIA SUPERIOR DEL DISTRITO FEDERAL
(SUTIEMS)

"El Sindicato de la Unión de Trabajadores del Instituto de Educación Media Superior del Distrito Federal (SUTIEMS) cumple ocho años en medio de la peor embestida de las políticas neoliberales en contra de la clase trabajadora y el magisterio nacional"

 

 
A todos los trabajadores al servicio del IEMS-DF
A las organizaciones sociales, políticas, sindicales,
campesinas, estudiantiles, culturales, indígenas,
populares y de derechos humanos
A los medios de comunicación
P R E S E N T E S :


"El hombre que más ha vivido no es aquél
que más años ha cumplido, sino aquél
que más ha experimentado la vida."
Jean Jacques Rousseau
"Nuestro mensaje llegará a todos los rincones de la TIerra,
y nuestra lucha será ejemplo. El mundo, cada vez más y más
ingobernable, luchará hasta que el hegemonismo y el avasallamiento
de los pueblos sean totalmente insostenibles."
Fidel Castro Ruz

"Que como la buena ley es superior a todo hombre,
las que dicte nuestro Congreso deben ser tales que  obliguen a
constancia y patriotismo, moderen la opulencia y la indigencia, y de tal suerte
se aumente el jornal del pobre, que mejoren sus costumbres,
aleje la ignorancia, la rapiña y el hurto."
José María Morelos y Pavón

            El Sindicato de la Unión de Trabajadores del Instituto de Educación Media Superior del Distrito Federal (SUTIEMS) cumple ocho años de vida este 26 de agosto de 2014 enfrentándose a un contexto extremadamente complejo, que exige de todos y cada uno de sus integrantes la capacidad e inteligencia demostrada durante este breve pero fructífero período de su existencia.
           Durante estos ocho años, el SUTIEMS ha dado constantes batallas para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores del Instituto de Educación Media Superior del Distrito Federal (IEMS-DF). La primera conquista fue la obtención del registro sindical el 24 de junio del año 2008, gracias a la acción política (paro laboral) que obligó a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje del Distrito Federal (JLCyA-DF) a no seguir retrasando más la expedición de la primer Toma de Nota  donde se reconocía la personalidad jurídica y representatividad del primer Comité Ejecutivo del Sindicato.
Después la batalla se centró en la obtención de la titularidad del Contrato Colectivo de Trabajo, firmado un año antes por el SITIEMS donde dolosamente y mediante un adendum se había incluido al personal docente y con ello obligados a aceptar contra su voluntad un CCT de protección patronal con ínfimas prestaciones. Irónicamente, hoy en día, varias cláusulas de ese primer CCT aún vigentes, el propio SITIEMS las cataloga de violatorias de la libertad sindical en sus alegatos e inútiles esfuerzos por rescatar lo poco de credibilidad que le queda a esa organización sindical.
La lucha por mejorar el Contrato Colectivo tuvo frutos en el año 2009 cuando se ganó el recuento que otorgó la titularidad del CCT al SUTIEMS aunque se sufrió del atropello de la JLCyA-DF y de las trampas legaloides del SITIEMS en lo que se fue el "charrazo" que les permitió, a pesar de perder el recuento, ampararse para mañosamente ganar tiempo y hacer la Revisión Contractual de ese año.
Con la titularidad del CCT, vino en el año 2010 la primera Huelga en el IEMS-DF y con ello un aumento salarial de 6%, un aumento de 10% en cuanto al porcentaje del salario base y con ello el avance en cuanto a la lucha por una integración salarial, así como la reinstalación de dos compañeros despedidos injustificadamente.
Después de demostrar que mediante el instrumento legal de la Huelga se podían mejorar las condiciones laborales de los trabajadores del IEMS-DF, el GDF implementó un operativo de estado que a toda costa buscó impedir que fuera el SUTIEMS quien hiciera la Revisión del CCT correspondiente al año 2011. Para ello, nuevamente la JLCyA-DF y el SITIEMS fueron los instrumentos idóneos para obstaculizar la lucha digna y honesta de nuestro Sindicato. La JLCyA-DF se encargó de negar la Toma de Nota al SUTIEMS mediante arteras violaciones a la Ley Federal del Trabajo (LFT) para favorecer que el SITIEMS nuevamente tuviera tiempo de reestructurarse y pelear nuevamente la titularidad del CCT en un segundo recuento el 30 de septiembre de 2011, perdiéndo nuevamente a pesar de todas las trampas que intentaron bajo la protección del entonces Presidente de la Junta Local, Ramón Montaño Cuadra y del propio Jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard Casaubón.
Después de volver a demostrar que la voluntad de la mayoría de los trabajadores del Instituto era que el SUTIEMS los representara y fuese el titular del CCT, se tuvo que esperar a que los juicios de amparo interpuestos por nuestro Sindicato nos dieran la razón jurídica y obligaran a la JLCyA-DF a dar trámite a nuestros emplazamientos a Huelga. Fue por ello que el 4 junio de 2012 se logró firmar el convenio de Conjuración de Huelga donde por fin, el SUTIEMS logró hacer la Revisión del CCT correspondiente al año 2011.
De esa revisión contractual quedaron pendientes muchos compromisos que tanto el IEMS-DF como el GDF no cumplió: la instalación de las Comisiones Mixtas Transitorias de Año Sabático, Basificación, Reglamento Interno y Tabulador, principalmente.
Ese fue el inicio de una batalla ardua por parte del Sindicato por revertir las continuas violaciones tanto al CCT (entre 2011 y 2014 se ha emplazado tres veces al Instituto por este motivo) como a los Convenios firmados en la JLCyA-DF.
Fue con el emplazamiento de Violaciones al Contrato Colectivo de Trabajo de 2011 que se resolvió el 3 de diciembre de 2012, que se avanzó en eliminar las restricciones que había en muchas de las políticas de la Comisión Mixta de Admisión y Promoción, como aquella que impedía al personal interino concursar por plazas de nueva creación; que se logró también firmar la basificación de Enlaces y Médicos, aunque en los hechos este acuerdo ha sido violado reiteradamente por el GDF y el IEMS-DF.
Después, el 8 de mayo de 2013, luego de una serie de negociaciones fallidas por la política de provocación de la actual administración del IEMS-DF (retención de salarios, despidos injustificados en plena negociación en la JLCyA-DF), se estalla la segunda Huelga en la historia del IEMS-DF. Se logran modificaciones a varias cláusulas: se obtienen el cambio del concepto de días de descanso obligatorio a vacaciones (una tercera semana) y con ello el aumento correspondiente a la prima vacacional, el pago de hasta cinco días económicos no utilizados y el retiro de la prohibición de usarlos junto a días festivos o vacaciones, la instalación de las mesas de normatividad (Reglamento Interior de Trabajo y Reglamentos de las Comisiones Mixtas), entre otros.
Producto de estas mesas, se firma el 24 de mayo de 2013 el Reglamento Interior de Trabajo (RIT) que permitió definir claramente quién es trabajador de base y quién de confianza, se avanzó al definir que las autoridades que no respeten este reglamento serán sancionadas, cimentó la bilateralidad al tener como parte integrante de su texto los Reglamentos de las Comisiones Mixtas, etc.
Sin embargo, la autoridad nuevamente intentó no cumplir con lo pactado en estas mesas de normatividad al tratar de retrasar la firma del resto de los Reglamentos, rompiéndo mesas al condicionar su firma a que se les regalaran plazas a Subdirectores de Coordinación y ex-Directores de Área que nunca las tuvieron, por lo que el Sindicato tuvo que responder mediante la presión política para hacer valer lo firmado y retomar estos trabajos sin condicionamientos y con estricto apego a lo firmado en la JLCyA-DF.
Gracias a esta reacción de las bases del SUTIEMS y mediante el estallamiento de la tercer huelga en la historia del Instituto el 5 de noviembre de 2013; durante los meses de octubre a diciembre se pudo concretar la firma de los demás Reglamentos y su depósito en la JLCyA-DF, concluyendo así un ciclo de lucha por establecer una verdadera bilateralidad en los procesos de admisión, promoción, permanencia, capacitación, cuidados en la salud y seguridad de los trabajadores del IEMS-DF.
Por último, y sólo como un breve repaso de estos ochos años de existencia, merece también mencionarse la regularización de plazas asignadas ilegalmente desde el año 2010 a personal de confinanza que nunca fue Docente-Tutor-Investigador conseguida mediante el Convenio de Conjuración de Huelga del 16 de febrero de 2014, que permitió cerrar este negro y vergonzoso capítulo en la historia del IEMS-DF.
Sin embargo, este rápido y breve repaso de los resultados de los diversos procesos de lucha de nuestro Sindicato, está hoy en peligro por el avance de una política de estado que desde hace ya más de treinta años viene deteriorando el nivel de vida de la clase trabajadora y que está decidida a destruir el estado de bienestar de nuestro país para continuar empobreciendo a la mayoría a costa del beneficio que otorga la acumulación de la riqueza de una minoría.
El primer golpe a las organizaciones sindicales de nuestro país que preparó el camino para todo este proceso de "reformas estructurales" que hoy padecemos, se dió el 10 de octubre de 2009 en contra del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) con el Decreto de Extinción de Luz y Fuerza del Centro emitido por el entonces Presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, con el que despojó de su empleo a más de 44 000 trabajadores y dejó en la indefensión a cada una de sus familias.
Ese golpe, que la clase trabajadora y los sindicatos no pudieron revertir, permitió que al final del sexenio anterior los empresarios lograran su sueño anhelado por décadas: la Reforma a la Ley Federal del Trabajo. Reforma que logró echar abajo lo obtenido por la clase obrera hace cien años y que costó la vida de una generación de mexicanos que se sacrifició para que sus descendientes tuvieran estabilidad en el empleo, salario digno, jornadas laborales de ocho horas, prestaciones, seguridad social, derecho a huelga, y un largo etcétera en una de las leyes más avanzadas de su tiempo.
Ya con el camino despejado y con una mínima e insuficiente respuesta por parte de la clase trabajadora, el actual gobierno federal se ha dado el lujo de imponer la "Reforma Educativa", la "Reforma Energética" y la "Reforma Hacendaria".
Todas encaminadas a continuar explotando a los trabajadores, a criminalizar al magisterio nacional de todos los males de la educación en el país, a satanizar el pago de pensiones a los trabajadores petroleros y electricistas como "pasivo laboral", como una carga excesiva para el Estado y a dejar atados de manos y como mero objeto decorativo a las organizaciones sindicales independientes mediante las leyes secundarias aprobadas en todas estas "Reformas".
Desde el año pasado, como Sindicato hemos sido testigos del avance de estas políticas neoliberales y de la dificultad que ha tenido la clase obrera para organizarse y enfrentar con mayor fuerza esta embestida de los diferentes gobiernos: federal, estatales y local (GDF).
Durante estos meses, fuimos objeto de un intento de armonización forzada con la Ley General de Servicio Profesional Docente, cortesía de la Diputada Yuriri Ayala Zúñiga. Personaje que, amén de su pobre trayectoria académica (carrera trunca en la UACM) y de su intención latente por cambiar a los trabajadores del IEMS-DF al Apartado B del Artículo 123 Constitucional, violando sus derechos adquiridos; hoy, el SUTIEMS se enfrenta también a un gobierno de "izquierda" y "progresista" de la Ciudad de México que en voz de su Secretaria de Educación, Mara Robles Villaseñor, tiene como único argumento la su aplicación de la mal llamada "Reforma Educativa" el hecho de que la puedan sancionar a ella y al Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, por no aplicar las Leyes Secundarias producto de las Reformas a los artículos 3ro y 73 Constitucionales.
Tenemos también, un devaluado Jefe de Gobierno que, por un lado apoya el aumento al salario mínimo en el país y se rasga las vestidudas frente al PRI y al PAN enarbolando que aquí en la Ciudad de México se hará el estudio que dará muestra de cómo se puede avanzar en aterrizar el tema. Pero por otro lado, el GDF continua precarizando el trabajo al contratar a miles de personas bajo el esquema del outsourcing, contratando ilegalmente con figuras que violan la LFT (honorarios, eventuales, asimilados a salarios, extraordinarios, etc.), no cumpliendo con los laudos favorables a los trabajadores que han demandando su estabilidad en el empleo o su reinstalación cuando han sido despedidos injustificadamente, y un muy largo etcétera. Esto último, sólo contemplando lo relativo al tema laboral, porque en el tema educativo, el IEMS ha sido ejemplo de lo poco que interesa a los dos últimos gobiernos (Ebrard y Mancera) la educación media superior.
Con Ebrard comenzó el abandono y deterioro de nuestro Instituto, al que han asfixiado presupuestalmente. Sólo ha sido utilizado como medio de proyección política, como fue el caso de Mario Delgado (ex-Secretario de Educación del DF) que decidió abrir el plantel Iztapalapa IV (uno de los cuatro planteles que no han sido construidos y con mayores carencias desde el año 2011) para quedar bien ante la justa demanda del Movimiento de Estudiantes Rechazados que solicitaron espacio en el bachillerato, pero que no apoyó con recursos suficientes para su funcionamiento pues lo único que le importaba era salir en la foto para intentar proyectarse como el futuro Jefe de Gobierno. Mismo caso que cuando impulsó la creación de un innecesartio equipo de futbol americano del IEMS durante la gestión de Bazan Levy en medio de una serie de carencias de infraestructura, de recursos humanos y materiales que siguen agudizandose con el paso de los años.
Hoy, con la decisión del actual Jefe de Gobierno de mantener esta política de abandono para el IEMS-DF y con su entrega del mismo como caja chica para el grupo de la senadora Alejandra Barrales desde febrero del año pasado, tampoco podemos esperar comprensión, talento ni mucho menos una política educativa de izquierda o mínimamente comprometida socialmente, acorde con el espíritu del Modelo Educativo de nuestra Institución.
Es nuestra obligación como trabajadores de la educación, como organización sindical, reconocer el terreno y contexto en el que nos encontramos que es uno de los más complejos de los últimos años. Tenemos que superar nuestras pequeñas luchas internas ante la complejidad del panorama que se avecina. Hay que reconstruir la solidaridad al seno de nuestra organización y extenderla con fuerza con los demás hermanos de lucha de organizaciones sociales, campesinas, sindicales, estudiantiles que estén dispuestas a construir un frente que permita, primero, reorganizarnos y resistir para posteriormente cambiar la correlación de fuerzas con el objetivo de reconquistar lo que nos quieren arrebatar los enemigos de clase: nuestros derechos adquiridos.
Estoy convencido de que las bases de nuestro Sindicato darán la batalla y que los compañeros que el próximo viernes 29 de agosto de 2014 conformarán el nuevo Comité Ejecutivo del SUTIEMS sabrán afrontar el reto tan difícil que hoy tenemos. Será nuestro deber como compañeros de trabajo, como hermanos de clase, apoyar a nuestra nueva dirigencia y responder combativamente como durante todos estos ocho primeros años de lucha.
              
¡POR LA LUCHA HONESTA Y DECIDIDA DE LA CLASE TRABAJADORA!
¡ABAJO LAS REFORMAS ESTRUCTURALES!
¡VIVA EL SUTIEMS!


   
¡Por educación y trabajo dignos!

 
Miguel Ángel Hernández Vázquez
Secretario General del
Sindicato de la Unión de Trabajadores del
Instituto de Educación Media Superior del Distrito Federal
(SUTIEMS)


México, D.F., a  25 de Agosto de 2014

1 comentario:

  1. Solo son una bola de flojos corruptos, sus huelgas chafas y mediocres que duran unas horas y aceptan cualquier cosa, pero no luchan por los médicos, intendencia y los del semi, solo ven por sus intereses. Por su culpa este modelo ya no sirve solo vean la baja calidad educativa que tienen que los egresados no pueden ingresar a las universidades públicas, no pasan los exámenes

    ResponderEliminar