sábado, 26 de abril de 2014

Repudian maestros de la sección 7 de Chiapas controversia del Ejecutivo

Se amparan disidentes en Saltillo
 
Repudian maestros de la sección 7 de Chiapas controversia del Ejecutivo
 
Elio Henríquez y Leopoldo Ramos
Corresponsales
 
Periódico La Jornada
Viernes 25 de abril de 2014, p. 40

La sección 7 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), con sede en Chiapas, expresó su más enérgico rechazo y repudio categórico a la controversia constitucional interpuesta por el Ejecutivo federal por la forma en que se homologó la reforma educativa en Chiapas.

En un comunicado, hizo un llamado al Poder Judicial de la Federación para que realice una revisión al artículo tercero constitucional que ha sido y seguirá siendo una de las exigencias de la CNTE (Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación), a la que también pertenece la sección 7.

La sección 7 también convocó a las bases magisteriales a participar en la marcha de la CNTE, programada para el primero de mayo en Tuxtla Gutiérrez. Dijo que en el contexto de la movilización de la CNTE, el Bloque Democrático Magisterial de Chiapas empujará a caravana y brigadeo nacional que inicia el 28 de abril hacia los estados de Tabasco, Campeche, Quintana Roo y Yucatán.

En Saltillo, Coahuila, más de mil profesores disidentes del SNTE recurrieron entre miércoles y jueves a la justicia federal para promover amparos en contra de la reforma que se hizo hace un mes a leyes estatales para emparejarlas con la reforma constitucional en materia educativa.

Los profesores forman parte del Movimiento Magisterial de Coahuila y no están de acuerdo en las evaluaciones para determinar la permanencia en el empleo. La mayoría de los amparos corresponden a profesores de la región Laguna, incorporados en la sección 38 del SNTE.

El tiempo está corriendo y nosotros tenemos que hacer uso de nuestro derecho legal y uno de ellos es precisamente el amparo, dijo la profesora Susana Guiñaga Jasso.

Lo que más nos molesta, dijo la profesora, es que se trata de una reforma laboral, no educativa, que pretende acabar con los derechos que los profesores han ganado a lo largo de la historia.

Expuso, asimismo, que se trata de una reforma laboral disfrazada de reforma educativa que pone en riesgo la labor docente que perjudica a miles de personas que se dedican a esta profesión.

 http://www.jornada.unam.mx/2014/04/25/sociedad/040n3soc

No hay comentarios.:

Publicar un comentario