viernes, 25 de abril de 2014

La situación laboral

La situación laboral
Por Adriana Caldera
Responsable de prensa del Movimiento Antorchista en Coahuila
23 Abril 2014



El mercado interno en México es débil debido a que los trabajadores están  mal pagados, para que la economía se fortalezca los asalariados deben de tener sueldos altos que les permitan comprar los artículos que la industria nacional produce, incluso automóviles nuevos que ahora se fabrican para exportarlos a otros países.
El gobierno y los patrones deben entender que ellos dependen de los que trabajamos y pagamos impuestos y que no podemos seguir viviendo con tanto desempleo y con la clase trabajadora sumida en la miseria.
Los trabajadores somos la clase social que produce toda la riqueza y por lo tanto tenemos derecho a una vida digna y llena de bienestar y progreso.
Los obreros piensan que no pueden hacer nada para mejorar su situación laboral y lo expresan en forma de queja.
xczxczxczx
El salario no les alcanza y solo les preocupa estirar la paga, cuando preguntamos al obrero ¿Cuánto gana?, con un poco de vergüenza nos contesta que gana $600 pesos semanales, mas  110 en bonos y que trabaja más de 8 horas diarias, ya que entra a las 7:00 a.m. y sale a las 4:30 de la tarde.
 Además los patrones les dicen que “si no les convienen los salarios y las jornadas de trabajo hay muchos desempleados que estarían dispuestos a ocupar su lugar”. De esta manera el trabajador se ve sometido  y obligado a soportar su triste situación.
Entrevistamos a un obrero de una fábrica y nos dice lo siguiente: “mi situación laboral es mala y lejos de mejorar cada vez está  peor. La alimentación que nos proporciona la empresa es mala al igual que el trasporte y el equipo de seguridad. Nos restringen  los permisos para ir al doctor, no nos dan permiso para ir hacer tramites del infonavit, cuando algún compañero sufre un accidente, no nos llevan al seguro y lo llevan alguna clínica particular o a un  Hospital privado con el fin de no dar incapacidades o que el seguro no los multe a la fábrica”.
No es todo, pues agrega “cuando nos despiden los patrones o sus representantes de la fábrica, no acuden a la Junta de Conciliación y Arbitraje hasta la tercera convocatoria con el objetivo de que uno se desespere, cuando van los representantes no hacen ninguna propuesta de solución además de que la autoridad laboral nunca es imparcial y nos presionan a los trabajadores para que aceptemos las migajas que nos ofrecen los representantes patronales”.

 http://www.antorchacampesina.org.mx/articulos_colaboradores.php?id=4252#.U1r4jKLYD99

No hay comentarios.:

Publicar un comentario