domingo, 20 de abril de 2014

Detiene la policía de China a decenas de obreros al dispersar a huelguistas

Detiene la policía de China a decenas de obreros al dispersar a huelguistas
 
La empresa de la ciudad de Dongguan amenazó con castigar a quienes se nieguen a laborar
Foto
Policías vigilan los alrededores del complejo industrial Yue Yuen, en Dongguan, en la provincia china de Guangdong, donde se fabrica calzado para empresas como Nike, Adidas, Reebok y Timberland, entre otrasFoto Reuters
Ap
 
Periódico La Jornada
Sábado 19 de abril de 2014, p. 25
Pekín, 18 de abril.

La policía china detuvo a decenas de obreros al dispersar una marcha en un complejo industrial donde alrededor de 40 mil trabajadores se declararon en huelga contra el mayor fabricante de calzado deportivo del mundo. Un sindicato del gobierno anunció que mediará en el conflicto laboral.

La huelga inició contra el complejo fabril Yue Yuen Industrial, con lo que paralizaron la producción del fabricante, entre cuyos clientes están Nike, Adidas, Reebok, Asics, New Balance y Timberland. Alrededor de mil trabajadores marcharon hoy por las calles después que los obreros rechazaron una propuesta de la empresa.

La Federación de Sindicatos de Guangdong instó a los trabajadores a actuar racionalmente, pero hizo hincapié en que estaba tomando una postura clara a favor de la protección de los derechos de los obreros. La federación explicó que había dado instrucciones a su oficina en la ciudad sureña de Dongguan –donde se encuentra el complejo industrial– para que medie en el conflicto.

Los trabajadores comenzaron su huelga el 5 de abril para exigir que la empresa, de propiedad taiwanesa, haga las contribuciones de seguridad social como lo exige la ley china, y otras demandas.

No ha sido posible contactar a la administración de Yue Yuen en busca de declaraciones, pero en un anuncio público la compañía ofreció el jueves hacer los pagos de seguridad social sólo si los trabajadores acceden a pagar retroactivamente sus propias contribuciones requeridas. Amenazó con castigar a quienes se nieguen a volver al trabajo, pero no especificó cómo.

Los defensores de los trabajadores declararon que la compañía los engañó, que violó las normas al no hacer las contribuciones de seguridad social, y que debe rendir cuentas de las contribuciones perdidas. Sin embargo, algunos expertos laborales han señalado que los obreros acostumbraban renunciar a las prestaciones de seguridad social a cambio de salarios más altos.

La agencia de noticias oficial Xinhua asentó que miles de trabajadores se congregaron fuera de la planta principal y caminaron por una avenida principal el viernes por la mañana, antes de que la policía interceptara la marcha y se llevara a decenas de obreros. No hubo enfrentamiento y la mayoría de los trabajadores regresaron a las instalaciones de la fábrica, según Xinhua.

Zhang Zhiru, un defensor de los trabajadores, comentó que cerca de mil trabajadores de Yue Yuen protestaron el viernes por la mañana, y que más de 20 de ellos fueron detenidos por la policía.

El enorme complejo fabril contiene unas 10 plantas. Es la muestra más reciente de descontento en las fábricas de China, donde la falta de mano de obra y el alza de los precios han llevado a los obreros, usualmente migrantes provenientes de zonas rurales, a organizarse y protestar.

 http://www.jornada.unam.mx/2014/04/19/economia/025n1eco

No hay comentarios.:

Publicar un comentario