domingo, 20 de abril de 2014

Desórdenes alimentarios amenazan la integridad de alumnos de bachillerato

Desórdenes alimentarios amenazan la integridad de alumnos de bachillerato
 
Foto
Según la Encuesta Nacional sobre Exclusión, Intolerancia y Violencia, cuatro de cada 10 estudiantes considera que la violencia dentro de sus hogares es un asunto familiar que no debe ser expuesto
Laura Poy Solano
 
Periódico La Jornada
Domingo 20 de abril de 2014, p. 28
 
Entre los principales problemas que enfrentan los estudiantes de bachillerato en México, además del contexto de inseguridad y violencia que afecta a sus planteles y hogares, están diversas prácticas que ponen en riesgo su salud e integridad física.

La tercera Encuesta Nacional sobre Exclusión, Intolerancia y Violencia en las Escuelas de Educación Media Superior, elaborada por la Secretaría de Educación Pública, revela que al menos uno de cada 10 jóvenes que cursa este nivel educativo puede enfrentar trastornos alimentarios, mientras que casi un 24 por ciento utiliza pastillas para adelgazar.

Además, 13 por ciento ha consumido algún tipo de droga, casi 70 por ciento reportó haber fumado en los pasados 12 meses y casi dos de cada 10 tiene como principales actividades de ocio jugar en su computadora, Internet o ir a fiestas.
De acuerdo con los datos sobre indicadores de desórdenes alimentarios y adicciones de la encuesta, realizada por la Subsecretaría de Educación Media Superior, se detectó que casi dos de cada 10 adolescentes ha dejado de comer por 12 horas o más para tratar de bajar de peso, y al menos 8.8 por ciento ha ingerido diuréticos por la misma causa.

En el caso de las mujeres está conducta se acentúa. La encuesta indica que casi una tercera parte de las alumnas ingiere pastillas para adelgazar, es decir, 28.8 por ciento, mientras que una de cada cuatro ha dejado de comer por 12 horas o más para intentar perder peso.

Los jóvenes y adolescentes que cursan su bachillerato también enfrentan retos dentro y fuera de la escuela. En casa, 40.8 por ciento asegura enfrentar violencia sicológica. De ellos, cuatro de cada 10 ha sido insultado y 18.8 por ciento ha sido amenazado con ser golpeado.

La violencia física también es un fenómeno presente en la vida de los estudiantes, 4.6 por ciento reportó haber sido lastimado al grado de no poder ir a la escuela, y a 15 por ciento le han aventado algún objeto, lo han sacudido o abofeteado, o ha sido golpeado con un cinturón, lazo o cable.

A esto se suma que 4.4 por ciento afirma no sentirse feliz en su hogar y 5 por ciento revela que no se siente querido por sus padres. Destaca que casi uno de cada cuatro considera que es muy criticado por su familia y 18 por ciento percibe que su entorno familiar está decepcionado de él.

La encuesta alerta que la aceptación de estos factores de violencia puede constituirse en un factor de riesgo. En el documento se destaca que más de cuatro de cada 10 estudiantes considera que los actos de agresión que se generan dentro de sus hogares son un asunto familiar que no debe ser expuesto.
Uno de cada 10 considera que la violencia forma parte de la naturaleza humana y 15.9 por ciento cree que es correcto amenazar algunas veces a los demás para denotar carácter y al menos 5.1 por ciento considera que está justificado que un hombre agreda a su novia cuando decide dejarlo.

 http://www.jornada.unam.mx/2014/04/20/sociedad/028n2soc

No hay comentarios.:

Publicar un comentario